Daños a la Salud

Mina de Asbesto en la India Contamina a una Aldea

El asbesto y el cáncer

En toda Europa, es ilegal extraer, manufacturar, o utilizer el asbesto. No obstante, el asbesto es todavía utilizado en toda la India, y es parte de una enorme industria dominada por compañías que justifican su uso para fabricar tejados asequibles. Estas compañías continúan sosteniendo que se puede manufacturar de manera segura y utilizar el asbesto crisotilo sin riesgos a pesar de la aplastante evidencia científica al contrario. Como lo dijo la Organización Mundial de la Salud en 2006:

“Todos los tipos de asbesto causan cáncer en los humanos. El crisotilo ha sido clasificado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer como carcinogénico para los humanos… Hasta la fecha, más de cuarenta países, los que incluyen a los estados miembros de la Unión Europea, han prohibido el uso de todas las formas de asbesto, incluyendo al crisotilo”.

Roro miner's helmet next to foot editedRoro hills in back with children edited

Una mina abandonada

En los Cerros Roro en el estado de Jharkand en el este de la India, la compañía Hyderabad Asbestos Cement Products explotó por años el asbesto crisotilo (conocido como “asbesto blanco”) el que era molido en el sitio. Esta fue una de las minas de asbesto más grandes de la India, que empleaba a 1.500 trabajadores, en su mayoría gente de tribus.

Luego de veinte años de operaciones, se paró la explotación de asbesto en 1983. La mina fue abandonada, junto con cientos de toneladas de residuos de asbesto en la mina y alrededor del área de la misma. La compañía no hizo esfuerzo alguno por remediar o tomar algunas medidas de seguridad para evitar daños futuros a la salud humana o al medio ambiente. En la actualidad, treinta años luego de que se cerró la mina, las fibras de asbesto aún vuelan en el viento y van a parar a campos y ríos.

Woman and child in front of tailings 2

Una aldea contaminada

Desconociendo los peligros, los niños se deslizaban y jugaban fútbol en un enorme montículo de asbesto, otro “parque infantil tóxico” más de hoy en día. No es de sorprender que el asbesto y las pilas de residuos de asbesto hayan causado y sigan causando daños a la salud humana. Como lo dijo un antiguo trabajador: “Trabajé en las minas por doce años y desde ese mismo día, solía toser y lentamente empezó a empeorar. No nos dieron nada, ninguna atención médica, ninguna pensión, solo estas enfermedades”.

Se han diagnosticado casos de asbestosis en antiguos trabajadores de la mina y en quienes viven en la proximidad de la mina. Ha habido un reciente esfuerzo concertado de encontrar y diagnosticar a otras personas que han sido afectadas por la asbestosis. Sin embargo, la compañía sigue sosteniendo que “no se sabe, hasta ahora, que este asbesto [crisotilo] en particular cause cáncer”.

“David y Goliat” ante el Tribunal Nacional Verde

Utilizando el principio del “contaminador pagador” y otros argumentos legales, Krishnendu Mukherjee, un abogado ante la Corte Superior de la India, que es también abogado en Londres, presentó una demanda emblemática a favor de las víctimas en 2014. Este es el primer caso de su tipo entablado ante el Tribunal Nacional Verde (corte ambiental) en la India pidiendo indemnización por daños personales causados por la contaminación tóxica. EDLC está orgulloso de apoyar esta demanda a través de su programa de subvenciones y de otras maneras.

Otros Casos