Derechos Humanos

Opositores a una Mina Torturados en Perú

La compañía inglesa Monterrico Metals espera crear la segunda mina de cobre más grande del Perú en las montañas de Río Blanco, pero se halla en vez en conflicto con las comunidades locales desde su llegada en 2001. Los oponentes temen que la mina contamine y agote los ríos, dañe el frágil ecosistema, y amenace sus tierras agrícolas.

En agosto de 2005, cientos de personas de comunidades de toda la región convergieron en la mina, algunas de ellas caminando por varios días. Ellas fueron atacadas en el lugar por los guardias de seguridad de la mina y por la policía peruana, que disparó gas lacrimógeno y balas reales. Veintiocho manifestantes fueron arrestados y detenidos por tres días en las instalaciones de la mina, donde fueron torturados, lo que incluyó que los encapucharan con las manos atadas atrás, los pegaran con palos, y los azotaran.

Cuando salieron a la luz las fotos, en 2009, confirmando estas denuncias, EDLC presentó las víctimas a los abogados de Leigh Day en Londres, un bufete jurídico con reputación internacional de luchar contra las violaciones de las normas sobre derechos humanos. Luego de viajar a Perú, los abogados iniciaron un proceso en la Corte Superior de Londres. La corte emitió una orden restrictiva de congelamiento por £5 millones contra Monterrico, determinando que los demandantes tenían un “buen caso defendible”. Se programó el juicio para 2011, en el que las víctimas planeaban llamar a ocho testigos, pero la compañía propuso un acuerdo financiero similar a lo que las víctimas hubieran buscado en el juicio y los clientes aceptaron. Este caso altamente exitoso marcó la primera vez que una corporación ha sido demandada en Europa por tortura.

Destacado Defensor Ambiental Vietnamita Liberado

El Dr. Cu Huy Ha Vu es un abogado vietnamita y activista pro democracia. Él se hizo nacionalmente conocido cuando entabló una demanda impugnando la construcción de un centro turístico en un sitio de patrimonio cultural. Cuando entabló a continuación una demanda contra el Primer Ministro por la aprobación de un proyecto de explotación de bauxita, el caso fue rechazado tan solo cuatro días después de ser presentado. Y cuando impugnó un decreto que denegaba juicios de demanda colectiva, él fue arrestado rápidamente.

El caso del Dr. Vu se convirtió en una causa célebre a través del poder del internet, creando un desafío de derechos humanos sin precedente para el gobierno vietnamita. Las credenciales revolucionarias de su familia y su origen elitista hicieron que éste sea el juicio político de más alto perfil de Vietnam en décadas. El Dr. Vu fue condenado por hacer “propaganda antigubernamental” y sentenciado a siete años de prisión. Él fue transferido a una prisión remota y encerrado en un cuarto pequeño con acceso limitado a agua y electricidad.

Estados Unidos tiene fuertes lazos comerciales con Vietnam, y el gobierno vietnamita es muy sensible a las opiniones del gobierno de EE.UU. Consecuentemente, EDLC reclutó a un equipo de abogados del prestigioso bufete jurídico WilmerHale, que trabajó incansablemente por el Dr. Vu insistiendo con el caso ante el Departamento de Estado de los EE.UU. y legisladores. El 7 de abril de 2014, el Dr. Vu fue finalmente liberado y llegó al aeropuerto de Washington, D.C. donde lo esperaba el equipo legal. Él funge como profesor asociado en la Fundación Nacional para la Democracia [National Endowment for Democracy], y es un franco crítico de las políticas antidemocráticas de Vietnam.

El Asesinato de la Hermana Dorothy Stang en Brasil

El 12 de febrero de 2005, la Hermana Dorothy Stang, una monja estadounidense de setenta y tres años, fue asesinada en el estado de Pará en la selva amazónica por dos hombres que le dispararon a quemarropa. La Hermana Dorothy se había trasladado al bosque húmedo décadas antes para ayudar a los trabajadores rurales a luchar por control sobre sus tierras. Su asesinato atrajo inmediatamente la atención mundial y fue comparado al de Chico Mendes, el famoso cauchero brasileño cuyo asesinato en 1988 despertó al mundo a la destrucción del bosque húmedo.

La sospecha sobre las identidades de los asesinos se centró de inmediato en los poderosos rancheros locales y los intereses de la tala de árboles. La familia Stang en los EE.UU. solicitó la ayuda de EDLC, y se reclutó al bufete jurídico Heller Ehrman. Los abogados viajaron a Brasil y se reunieron con funcionarios gubernamentales de alto nivel, la fiscalía y jueces para instarlos a que investigaran y enjuiciaran a los asesinos. Los pistoleros fueron condenados y recibieron sentencias de veintiocho años y diecisiete años. El intermediario que coordinó el asesinato fue condenado y sentenciado a veintisiete años de prisión. El juicio de uno de los dos rancheros acusados de ordenar el asesinato resultó en una condena y sentencia de 30 años.

Se llevaron a cabo numerosos juicios nuevos contra estos hombres a lo largo de los años. El ranchero que era el autor intelectual del asesinato fue finalmente condenado en 2010, y sentenciado a treinta años. Las condenas de las cinco personas involucradas en el asesinato de la Hermana Dorothy son logros históricos y un golpe contra la tradición de impunidad por violaciones de derechos humanos en el estado sin ley de Pará, a veces descrito como el “epicentro” de la impunidad en las Américas.