Amenazas Nuevas

Se Detiene el Maiz GM en México

El papel del maíz en la historia y cultura de México

En los últimos veinte años, el maíz ha sido el grano más producido en la tierra. El maíz moderno viene del teosinte, un diminuto grano silvestre originario del sur de México que fue domesticado por agricultores mexicanos hace unos 8.000 años. México cultiva más de diecisiete millones de acres de maíz cada año, principalmente para consumo humano en comidas como tortillas, el alimento básico del país. Los antiguos mayas creían que los dioses hicieron a los primeros humanos de maíz luego de rechazar las formas previas de arcilla y madera. Las cuarenta y nueve razas de maíz (cepas distintas mejoradas a lo largo del tiempo por métodos tradicionales) y miles de variedades individuales de maíz, están frecuentemente vinculadas con grupos indígenas y ceremonias religiosas específicos.

El maíz GM llega a México

Se está pidiendo al gobierno mexicano que permita cepas de maíz genéticamente modificadas (GM) en los campos del país. Con la producción mexicana incapaz de cubrir la demanda, compañías como Monsanto, Dow Chemical y DuPont buscan cultivar 2,5 millones de acres de tierra en el norte de México – un área aproximadamente del tamaño de Ruanda – con maíz GM. Los proponentes del maíz GM dicen que los estudios muestran que la producción aumentaría y los insumos costosos, como son los pesticidas y fertilizantes bajarían. Antes de que se puedan emitir los permisos, el ministerio de agricultura debe terminar de designar los “centros de origen” en los que el cultivo de maíz GM estaría prohibido y establecer otros reglamentos de seguridad. Este tema ha generado una polémica enorme debido a la importancia del maíz nativo en la historia y cultura de México.

Una demanda judicial detiene el cultivo de maíz GM

En 2009, los cambios en la ley mexicana permitieron que por primera vez los desarrolladores de cultivos biotecnológicos experimenten con pruebas de maíz GM en regiones aprobadas de México. Desde entonces, docenas de permisos piloto han probado cepas de maíz GM para comprobar su tolerancia a los herbicidas y su resistencia a los insectos y la sequía. En 2013, una demanda impugnando el proceso del gobierno para permitir el cultivo de maíz GM fue entablada por una coalición de docenas de grupos de agricultores, científicos y ONGs. Ellos temen que el cultivo GM a gran escala contaminará las cepas de maíz nativo y dañará la biodiversidad, y señalan que las toxinas que protegen al maíz GM contra plagas pueden estar relacionadas con una elevada mortalidad de los insectos, lo que podría minar la polinización. Los oponentes están además preocupados de que el desarrollo de semillas patentadas por las agroempresas privatice esencialmente la producción de maíz y amenace a las prácticas agrícolas antiguas al obligar a los agricultores a que compren nuevas semillas GM en vez de cosecharlas de los cultivos actuales de México. EDLC está brindando varias formas de asistencia al equipo legal de interés público que ha presentado la demanda. Couple with corn

Una orden restrictiva de la corte

Un juez de una corte federal en la ciudad de México emitió una decisión a fines de 2013 impidiendo que el gobierno proceda con el proceso de otorgar permisos, a nivel nacional, citando el riesgo inminente al medio ambiente. Pese a que todavía no existe una decisión judicial sobre el fondo el caso, la decisión del juez representa una victoria extraordinaria para los oponentes al maíz GM. Como era de esperarse, estas compañías han lanzado una vigorosa defensa. Para fines de 2014, una demanda presentada por una agencia gubernamental mexicana que ha estado trabajando estrechamente con las agroempresas multinacionales marcó la decimonovena impugnación legal a la demanda original. Alrededor del mismo tiempo, otra impugnación presentada por Syngenta y cursada a través de diferentes cámaras en el sistema de la corte fue rechazada por una de las cortes de apelación de México, tal como lo fueron varios otros intentos de derrotar a la demanda.

Otros Casos